Tim Yale le envió un mensaje a Rohrabacher durante la reunión de 2017 para obligar a Assange a revelar las fuentes

Phillip Adams · Brisbane, Australia · 25 de febrero de 2021

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es image-1-1024x567.png

Primicia de La Sexta (España): Tim Yale envió un mensaje a Rohrabacher durante la reunión de 2017 para obligar a Assange a ayudar a Trump, tratando de presionarlo para que revelara la fuente de las publicaciones de 2016. Después de que Julian Assange se negara, el Departamento de Justicia de Trump lo acusó.

Sumado a la evidencia de un proceso de extradición por motivos políticos.

Imágenes exclusivas de Assange reunido con el congresista republicano Dana Rohrabacher que le ofreció el perdón de Trump

La Sexta · 23 de febrero de 2021

Son imágenes de 2017 que no han visto la luz hasta hoy.

Toda la conversación quedó recogida en un informe confidencial de UC Global, en el que se detallaba que el congresista «puso un precio al indulto», lo que suponía que Assange revelaría las fuentes de la filtración que publicó WikiLeaks de los correos electrónicos del partido demócrata durante la campaña electoral de 2016. Obviamente, Julian Assange rechazó la propuesta.

Ninguno de los que participaron en la reunión, que duró tres horas, sabía en ese momento que les estaban grabando y espiando por agentes que «protegían» la embajada.

Puedes ver el vídeo aquí.

Condena a Assange e indulto para Bannon

Víctor Sampedro · Público · 22 de enero de 2021

/…/

En resumen y que lo entiendan bien los periodistas de investigación y filtradores: «os pudriréis en la cárcel y desearéis suicidaros». Días después y antes de abandonar el poder, Trump indultó a varios criminales de guerra. Y, entre ellos, a quien dirigió la ofensiva contra los periodistas – considerados por el ex-presidente «el enemigo número uno del pueblo norteamericano» – que le llevó a la Casa Blanca.

Steven Bannon ha sido premiado con un indulto, tras embolsarse un millón de dólares que decía recabar para construir el muro con México «sin percibir un centavo». ¿Cuánto valían en el mercado negro los cables de las guerras de Irak y Afganistán o los del Departamento de Estado que Wikileaks entregó gratis a unos medios que tanto los rentabilizaron? ¿Y qué han hecho por Assange? El periodismo corporativo vende a los ciudadanos digitales que se reclaman sujetos comunicativos de pleno derecho y se vende al mejor postor.

/…/

Puedes leer el artículo completo aquí.

Experto en derechos humanos pide a Trump que perdone a Julian Assange

ONU · 22 de diciembre de 2020

“Señor presidente, hoy le pido respetuosamente que perdone a Julian Assange”, reza una misiva abierta dirigida al presidente de Estados Unidos por el relator especial* sobre tortura y otros tratos o castigos crueles, inhumanos o degradantes, Nils Melzer.

En la carta a Donald Trump, fechada este martes, el experto en derechos humanos afirma que Assange ha estado privado de la libertad arbitrariamente durante los últimos diez años. “Este es el alto precio a pagar por tener el valor de publicar para el mundo información verdadera sobre los malos manejos del gobierno”, señala.

El indulto “rehabilitaría a un hombre valiente que ha sufrido injusticia, persecución y humillación durante más de una década simplemente por decir la verdad”, dice el relator especial.

El fundador del portal WikiLeaks se presentará el 4 de enero ante un tribunal británico que dictaminará si Assange será extraditado a Estados Unidos para someterse a un proceso penal que, de hallarlo culpable, podría condenarlo a 175 años de cárcel por la publicación de documentos secretos en su sitio web en 2010.

Antecedentes

El comunicador australiano se encuentra en la prisión de alta seguridad de Belmarsh, en Londres, desde que fuera arrestado por las autoridades británicas dentro de la Embajada de Ecuador en Londres en abril del año pasado.

Assange había estado asilado en la sede diplomática ecuatoriana desde junio de 2012, luego de que la Corte Suprema del Reino Unido rechazara una apelación para no ser extraditado a Suecia, desde donde se le podría extraditar más tarde a Estados Unidos.

Suecia basó su solicitud de extradición en presuntos cargos de agresión sexual. Esa orden de arresto contra el informador fue la segunda por ese tipo de delitos, la primera había sido desestimada en 2010 por falta de pruebas, pero esta vez dio lugar a su detención sin derecho a fianza más adelante ese mismo año. Suecia retiró las acusaciones contra Assange en mayo de 2017, mientras él seguía recluido en la embajada ecuatoriana en Londres.

Estado crítico de salud

La carta del relator a Donald Trump refiere haber visitado a Assange en el penal de Belmarsh junto con dos médicos independientes, y asevera que su salud se ha deteriorado al punto de colocar en peligro su vida.

“Assange sufre de una afección respiratoria documentada que lo hace extremadamente vulnerable al brote de COVID-19 que estalló recientemente en esa prisión”, advierte.

El experto sostiene que Julian Assange no es ni ha sido nunca un enemigo del pueblo estadounidense y, por ello, pide al mandatario de ese país que lo indulte.

Información veraz contra la corrupción

Melzer afirma que WikiLeaks combate el secreto y la corrupción en el mundo y que, por lo tanto, actúa en beneficio de los estadounidenses y de la humanidad en su conjunto.

Además, continúa la carta, Assange no ha publicado nunca información falsa y si se quiere encontrar mala conducta en alguna parte no es en él sino en los hechos que expuso en su portal.

Señala que el comunicador no hackeó ni robó la información que publicó sino que la obtuvo de documentos y fuentes auténticas, como corresponde a la labor periodística de investigación.

“Podemos o no estar de acuerdo con sus publicaciones, pero es claro que no se trata de ningún delito”, puntualiza el relator.

Matar al mensajero

Juzgar a Assange por revelar malos manejos en Estados Unidos o donde sea equivale a “matar al mensajero” en vez de corregir el problema expuesto en la publicación, lo que sería “incompatible con los valores fundamentales de la justicia, el estado de derecho y la libertad de prensa, estipulados en la Constitución estadounidense y los instrumentos internacionales de derechos humanos ratificados por el país”, dice Melzer.

Agrega que permitir que se procese a Assange querría decir que denunciar la corrupción y la mala praxis, que Trump había prometido erradicar, se convirtió en un crimen bajo su mandato y argumenta que perdonarlo enviaría un mensaje inequívoco de justicia, verdad y humanidad al pueblo estadounidense y al mundo.

El experto insta a Trump a permitir que Assange pueda regresar con sus dos hijos y mostrarles a los niños en general que decir la verdad es lo correcto para combatir la injusticia.

“Al margen de nuestra opinión y simpatía personales, creo que después de una década de persecución debe acabar el sufrimiento injusto de este hombre”, concluye el relator especial.

* Los relatores especiales forman parte de lo que se conoce como los Procedimientos Especiales del Consejo de Derechos Humanos. Los Procedimientos Especiales, el mayor órgano de expertos independientes del sistema de derechos humanos de la ONU, es el nombre general de los mecanismos independientes de investigación y supervisión del Consejo que se ocupan de situaciones de países específicos o de cuestiones temáticas en todas las partes del mundo. Los expertos de los Procedimientos Especiales trabajan de forma voluntaria; no son personal de la ONU y no reciben un salario por su trabajo. Son independientes de cualquier gobierno u organización y prestan servicios a título individual.