Yanis Varoufakis testifica en la Audiencia Nacional sobre el espionaje a Assange

20 minutos · 27 de octubre de 2020

El exministro de Finanzas griego Yanis Varoufakis declara este martes por videoconferencia como testigo en la causa en la que la Audiencia Nacional investiga el supuesto espionajeJulian Assange, cuando vivía en la embajada de Ecuador en Londres.

El magistrado del caso, José de la Mata, ha citado a Varoufakis y a Juan Branco, uno de los abogados del activista australiano en Francia, para que den su versión sobre el supuesto espionaje que el fundador de WikiLeaks denuncia haber sufrido por parte de la empresa de seguridad española UC Global, que estuvo a cargo de la seguridad de la embajada ecuatoriana en la capital británica entre 2015 y 2018.

/…/

Puedes leer la noticia completa aquí.

Manifiesto de la Internacional Progresista

Condenamos el juicio-espectáculo contra Julian Assange y exigimos su liberación inmediata

"Cada vez que somos testigos de una injusticia y no actuamos, entrenamos a nuestro carácter a ser pasivo en su presencia y así, eventualmente perdemos toda capacidad para defendernos a nosotrxs mismxs y a quienes amamos". ―Julian Assange

Nosotrxs, miembros del Consejo de la Internacional Progresista, apoyamos la libertad de Julian Assange frente al juicio de extradición ilegal y peligroso que se lleva a cabo actualmente en su contra en Londres. Julian Assange ha sido un periodista, editor e intelectual que ha definido el mundo y cuya labor ha sido crucial para promover la justicia mundial. El enjuiciamiento por parte de los Estados Unidos de un ciudadano australiano por sus actividades periodísticas realizadas en países soberanos de Europa, constituye una grave violación de los derechos humanos y del derecho internacional. Lo que es más peligroso, sienta un precedente jurídico que significa que cualquier disidente de la política exterior de los Estados Unidos puede ser enviadx a los Estados Unidos para enfrentar una cadena perpetua o incluso a la pena de muerte. Los resultados del caso amenazan la libertad de expresión y la soberanía nacional en todo el mundo.

WikiLeaks ha sido una inspiración para los movimientos sociales de todo el mundo en su lucha por la verdad y la justicia. El trabajo de Assange como editor y periodista de WikiLeaks ha revelado más irregularidades gubernamentales que cualquier otro medio editorial en este siglo, desde el lavado de dinero hasta la corrupción en países como Islandia o Namibia. Aunque recibió premios mundiales por su trabajo en defensa de los derechos humanos, sólo cuando WikiLeaks comenzó a revelar los crímenes del gobierno de EE. UU. —en particular, sus crímenes de guerra en Irak, la tortura en la Bahía de Guantánamo y el programa ilegal de guerra cibernética de la CIA revelado por los documentos filtrados de «Vault 7«— Assange fue tratado como un criminal y terrorista por los Estados Unidos.

Debemos recordar que Assange está siendo procesado ahora por nada más que actos de publicación.

Creemos que el apoyo a Julian Assange en el caso contra la extradición es una prueba de fuego para las fuerzas progresistas en todo el mundo. A pesar de sus consecuencias históricas, este caso se ha mantenido en demasiado silencio —y es la responsabilidad de todas las fuerzas progresistas levantar sus voces ahora. Mientras tanto, se ha dejado a Assange languidecer en el aislamiento, primero en la Embajada de Ecuador en Londres, y ahora en la prisión de Belmarsh, donde permanece en confinamiento 23 horas al día. Assange ya ha sufrido bastante y su prolongado encarcelamiento podría llevar a la pérdida de uno de los más valientes editores del siglo XXI. No apoyar a Assange en esta coyuntura sería un acto de cobardía monumental, y una autolesión excepcional.

Sabemos que el caso de Julian Assange determinará más que solo su destino. El resultado del caso de Assange lleva el peso de nuestra seguridad colectiva contra los abusos de lxs poderosxs. Si no nos levantamos ahora, si no encontramos el valor para hablar en nombre de Assange, será enviado a un tribunal secreto, encarcelado de por vida, y lo dejarán morir. No podemos quedarnos de brazos cruzados. La solidaridad internacional con Assange es ahora más necesaria que nunca.

Lucharemos contra la extradición a EE. UU. hasta que sea libre.

Firmantes:

Julian Aguon
Abogado de Derechos Humanos, Micronesia

Slim Amamou
Activista, Túnez

Celso Amorim
Ex Ministro de Exterior de Brasil

Renata Avila
Abogada de Derechos Humanos, Guatemala

Alicia Castro
Activista política y sindical, Argentina

Noam Chomsky
Lingüista, EE. UU.

Rafael Correa
Ex Presidente de Ecuador

Tasneem Essop
Activista climática y por la justicia social, Sudáfrica

Nick Estes
Historiador, Tribu Lower Brule Sioux

Harry Halpin
Co-fundador de Nym Technologies, EE. UU.

Rachmi Hertanti
Indonesia por la Justicia Global

Srećko Horvat
Filósofo y co-fundador de DiEM25, Croacia

Giorgio Jackson
Político y activista, Chile

Scott Ludlam
Escritor, activista y ex senador, Australia

Harsh Mander
Activista por los derechos humanos y escritor, India

John McDonnell
MP del Partido Laborista, Reino Unido

Kavita Naidu
Defensora de los derechos humanos, Fiji

Vijay Prashad
Director de Tricontinental: Instituto para la Investigación Social, India

Aruna Roy
Fundora MKSS, India

Arundhati Roy
Novelista, India

Ahdaf Soueif
Autor, Egipto

Yanis Varoufakis
Economista and Secretario General de MeRA25, Grecia

Mona Seif
Activista de derechos humanos, Egipto

Natália Bonavides
Congresista, Brasil

Andrés Arauz
Candidato presidencial, Ecuador

Puedes leer el manifiesto en otros idiomas aquí.